Concentración: España no quiere radicalismos

cfn9pvcweaacwst

Visto vía Mercedes Mosquera.

Anuncio publicitario

Podemos: Es una rebelión, pero no un problema. Pablo Iglesias al descubierto.

En un magnífico artículo Almudena Negro, «Rebelión en Podemos: saquen las palomitas, llegan los piolets«, relata con detalle los vuelos de cuchillo que la rebelión en la granja podemita del pueblo llano (los de abajo, vaya) frente a la casta chavista están produciendo.

Tiene razón Almudena Negro cuando afirma que caerán purgas a granel, como tormenta de lluvia ácida; tal cual. Y tiene razón cuando dice que no habrá referendum, sin duda.

Pero si bien no se equivoca del todo Dña Almudena cuando dice que los círculos están desapareciendo, sí se equivoca al pensar que esta «rebelión» es un problema para Pablo Iglesias.

Los círculos podemitas no están desapareciendo, los están reordenando; y Pablo Iglesias no se está enfrentando a ningún problema que no tuviese ya previsto en su agenda. Lo que sucede es que estamos asistiendo al necesario proceso de transformación de la iniciativa populista  en el partido totalitario y fuera de los libros los cambios siempre hacen ruido.

Sin que pretenda adoptar yo la posición de un profesor de nada, y menos de sociología o ciencias políticas, creo que puedo afirmar sin equivocarme que hay un elemento fundamental para que el totalitarismo se imponga sin derramamiento de sangre en un país: Revestirlo de democracia. Y eso es exactamente lo que hace Pablo Iglesias a cada paso.

Primero, Pablo Iglesias se presenta como heredero de la voluntad popular nacida de un movimiento ciudadano (el 15M) para empoderar a la gente. Después, se les da a los círculos la categoría de redactores del programa electoral del Partido que se crea, una vez más, sobre la idea de que nace de esos círculos. Pero si analizamos lo ocurrido, vemos que nunca ha sido así.

En los orígenes del movimiento 15M vemos que ya está la élite de Podemos, porque hay una élite, impulsándolo y coordinando aquellos aspectos de su interés. No es Pablo Iglesias directamente, sino un señor que en todo este tiempo ha estado permanentemente en activo y en primera línea de fuego, pero siempre en el segundo plano: Miguel Urbán, cofundador de Podemos.

Así ya, los propios círculos no se van creando de forma autónoma sino coordinada por una élite que ya existe y el programa electoral que, aunque manase de los círculos como vemos estos no son independientes en muchos casos, no mana de ellos, sino de una estructura vertical que filtra y refiltra los contenidos hasta escribir el programa que le da la gana.

Las dictaduras también tienen elecciones

Pero con todo lo anterior no es suficiente. Capitalizado el movimiento ciudadano, la construcción de un partido totalitario necesita… MÁS PARTICIPACIÓN CIUDADANA!

Lo estamos viendo. Las Mareas ya han anunciado infinidad de participación ciudadana para el Ayuntamiento de La Coruña. Es así como funciona: Comités de barrio. Esos son los nuevos círculos. Del movimiento ciudadano a la «democracia popular«. El pequeño problema de esa «democracia» es que los comités de barrios serán los verdaderos agentes de persecución del que discrepa, entidades integradas en los gobiernos locales que harán las veces de tribunales morales de la ciudadanía donde se marca al que participa y al que no, y por supuesto al que es afín al régimen y al que no. Por eso, entre otras cosas, en las «democracias populares» por muchos años que pasen nunca se fundan nuevos partidos.

Hay que hacer purga porque toca y es el mejor momento. Sale de nuevo el 15M, el movimiento de los indignados en un momento en que las cifras económicas vienen a decir que ya se nos debería ir pasando la indignación. Grecia no ayuda, pero se capitaliza, porque el 15M y la indignación les recuerda a sus bases por qué ganó Syriza en Grecia.  Y por si no es suficiente, algo más de «empoderamiento» ciudadano nunca viene mal. Prometen, cumplen: Prometieron empoderar a la ciudadanía, a los de abajo, y ahí están los comités de barrio. Y de paso, un poco de pelea con las Mareas y los Ahoras sirve para apaciguar a los que pudieran tenerle miedo a un Podemos demasiado grande: Hay que seguir votándolo, porque si no, no hay cambio posible, que no es suficiente. Podemos es pequeño. Mira cómo nos contestan en todas partes. Podemos no manda.

Pero Podemos PUEDE, porque ya se han encargado Pablo Iglesias y los suyos de ir metiendo a su gente en todos los Ahoras y en todas las Mareas. Cuando llegue el día, esto es si Pablo Iglesias pisa La Moncloa, comenzará la última purga: La que hará que esas candidaturas ciudadanas se «integren» en Podemos. Cuatro años le bastan para hacerlo al de la coleta, con un PSOE deglutido, un PP al que acabará de machacar con paseíllos por los tribunales día sí y día también y toda la fuerza del Estado y el populismo a sus pies.

Otra nueva tomadura de pelo: Dicen las Mareas que no son Podemos

Atentos a la nueva tomadura de pelo, que recoge La Voz de Galicia: Las Mareas rechazan ir a las generales como satélites de Podemos.

Claro, uno lee esto y se queda con una idea: INDEPENDENCIA. Poder ciudadano y tal. Nada de comunismo ni partido único. Nada del lobo de Pablo Iglesias y sus amigos chavistas. Claro, igual que en Madrid, donde Manuela Carmona dice que no es Podemos.

Carmena, que dice que no es Podemos

Pues nada. Que ya están de nuevo con la cantinela, que no son lo mismo, que nadie los lidera, que son independientes, que son cosa distinta, el poder ciudadano, clitoriano y chabacano y tal… El mismo rollo…

El mismo rollo y la misma mentira, que basta ir a su propia página web y comprobar:

Que partidos políticos conflúen na Marea Atlántica?

O traballo de confluencia foi posible grazas ao enorme esforzo de construción da cidadanía, á xenerosidade das partes e ao interese de todas por construír este espazo común. Actualmente participan activamente do proceso afiliadas de Anova e Esquerda Unida (AGE), Podemos, Compromiso por Galicia, Equo, Espazo Ecosocialista e Partido Humanista.

Pero que no, que no son lo mismo. Que son distintos, independientes y sin coleta. Eso sí, mientras en Madrid la no podemita Rita Maestre (que dice Carmona que Ahora Madrid no es Podemos) asalta capillas y grita «arderéis como en el 36», en La Coruña Rocío Fraga retuitea «todas somos Rita». ¿Se referirá a la cantaora? Pero que no, que no son lo mismo, y son muy independientes. Quede claro.

El minuto 1 del rescate ciudadano de PODEMOS, MAREAS, AHORAS y demás

El rescate ciudadano ya ha comenzado. Y sí, los ciudadanos que hartos de aguandar la mamandurria del PP-PSOE, ansiosos de cambio, votaron a los podemitas, ya están siendo rescatados. ¡Menos mal! Ni un día más aguantaban la precaria situación en la que se encontraban… Y como activistas que son, comprometidos con los problemas de los ciudadanos, han empezado a tomar medidas que ya nos van mostrando cual es su idea de rescate ciudadano con hechos.

Plan de Rescate Ciudadano

Las primeras medidas no se han hecho esperar y según las vamos conociendo queda claro que el proyecto podemita es de un compromiso total y absoluto con los valores democráticos: Amparando a asaltacapillas como Rita Maestre que profieren amenazas de muerte («vamos a quemar la Conferencia Episcopal» o «arderéis como en el 36») o sujetos cuyas declaraciones sugieren una mentalidad extremadamente violenta como Pablo Soto (probemos a torturar y matar a Gallardón) o Guillermo Zapata (al que le parece muy divertido reírse de las víctimas del terrorismo o del nazismo o de lo que toque). El caso es echarse unas risas de alguna muerte o desgracia. Humor negro, lo llaman.

Pero el rescate ciudadano por supuesto no se queda en meros tuits o profanaciones de capillas o incitaciones a la violencia. No. Va mucho más allá. Es un proyecto completo de rescate de los ciudadanos de sus miserables vidas. Así, por ejemplo, el alcalde de La Coruña, Xulio Ferreiro, ha decidido iniciar su andadura municipal con el tema que más preocupaba a todos los coruñeses, los nombres de las calles. Sí, como lo oyen. La ley de desmemoria histérica, esa que dice que los franquistas tenían rabos y cuernos y los republicanos eran angelitos que tocaban la lira, sí, todos, sin excepción, es la primera preocupación ciudadana según parece. Que sí, que el alcalde dice que lo es, o cree que lo es o le da igual, pero es su primera medida. Sin plazos, por supuesto, pero primera medida. Cambiar los nombres de las calles. Para lo cual, por supuesto, se tirará del presupuesto público lo que haya que tirar.

En Cádiz el rescate ciudadano también ha comenzado. Y el Kichi, un fenómeno de currículo sin igual, se ha personado en un desalojo no para recordarles a los ciudadanos que se debe cumplir la ley, y que lo dictado por un juez no debe discutirse mediante la violencia o la confrontación, no, sino para ponerse del lado de la barrera humana e intentar impedir el desalojo. ¡Ah, noble causa la suya, poniéndose en contra de los intereses de la propietaria del inmueble que para más inri es una octogenaria pobre y enferma que, por lo que se ve, no merece ser rescatada!

Pero no queda ahí la cosa, no. También han comenzado a adoptar medidas de carácter económico: PiñitaHaColau, la artista del run run antes conocida como Ada Colau, ha empoderado a los ciudadanos en Barcelona y cual si fuera una ancap de libro ha dicho que todo el mundo tiene derecho a vender y comprar lo que le venga bien. ¡Controles e intervencionismo abajo! Los puestos ambulantes sin licencia, vendiendo lo que les plazca (legal o ilegal) haciendo el agosto. Medida que sin duda favorece la activación económica. La Guardia Urbana está que lo flipa, pero eso da igual…

Sin salir de Barcelona, ni de los confines del podemismo colaíta, el rescate ciudadano ha continuado su natural evolución y PiñitaHaColau, alcaldesa podemita, ha fichado a su pareja para que trabaje en el Ayuntamiento de Barcelona. Eso sí, no lo pagará el ayuntamiento sino el partido (Barcelona en Común), detalle de especial transparencia, ya que como todo el mundo sabe los partidos políticos los sostenemos igualmente entre todos. Rescatando a los ciudadanos.

Y ya para terminar este repaso al estado del rescate ciudadano vamos a volver a Madrid, donde Manuela Carmona ha contratado al marido de su sobrina. Como ven, otra medida más de rescate ciudadano.

El minuto 1 del rescate ciudadano, como ven, está siendo glorioso. Con este ritmo y estas medidas en los primeros cien días de gobierno estos rescatan al país entero… Al tiempo.

Podemos ser Alfon: Martir del gentío y herramienta podemita

La izquierda podemita ya tiene mártir.

Manifestación en favor de Alfon
Manifestación en favor de Alfonso Fernández, condenado a 4 años de cárcel por tenencia de explosivos.

Si Pablo Casado recordaba en 2009 que Nuevas Generaciones tiene por héroe a Miguel Ángel Blanco, una persona que, consciente del alto riesgo para su vida que ello implicaba, defendió sus ideales democráticos en tierra hostil y perdió su vida a manos de las alimañas de ETA, que tanto le preocupan a Pablo Iglesias, Pablo Iglesias y los suyos ya han encontrado un nombre que arrojar a las masas, Alfonso Fernández, Alfon para los amigos, un mártir del gentío, para allanarles el asalto al cielo. Al cielo, sí, al cielo. El asalto al cielo, para destrozarlo, que es para lo que se hacen los asaltos: Para no dejar ni una capilla en pie ni un cura sin quemar (Rita Maestre: «arderéis como en el 36»).

Así Alfonso Fernández, Alfon, se ha convertido en mártir. Mártir, oigan; pero no mártir cristiano de los que crucificaban cabeza abajo, decapitaban, quemaban en tinas de aceite hirviendo, o echaban a los leones para regocijo de la chusma que entonces como hoy vitoreaba la desgracia de los honrados y pedía la liberación de los criminales. Mártir podemita: Alfon, el protomártir podemita. El no va más, vaya.

Pero como ya ha pasado otras veces en España, y siempre anuncia las peores de las traiciones, si bien los políticos no tienen reparos en jalear las causas que estimen oportunas, no tienen tampoco pudor en ver en la gente un mero medio para hacerse con el poder. Los de Podemos (partido satélite Ahora Madrid incluido) tras animar el ambiente, saliendo en defensa de quien la justicia había condenado por tenencia de explosivos, se ausentaron ayer de la manifestación.

A Pablo Iglesias no le iba bien pasarse por la manifestación porque oye, chico, las palabras vuelan (y desaparecen y se pueden ir moldeando según la hora y el sitio) pero las fotos permanecen y no admiten réplica. Y una cosa es animar al gentío a cuestionar la autoridad, y otra ponerse del lado de la manifestación.

El cielo no se toma por consenso sino por asalto. Y el asalto es un acto violento. Nada hay que promueva más la violencia que violar el principio de autoridad de las instituciones. En la manifestación de ayer no se alza la voz del pueblo contra la injusticia, sino el griterío de la masa manipulada contra las instituciones que contienen los abusos del poder. El pueblo que cuestiona la autoridad judicial extiende la alfombra roja al tirano. Así, cuando el tirano se alza con el poder, el pueblo lo ha legitimado ya para hacer y deshacer a su antojo sin que los tribunales importen más que su mera opinión.

Y claro, para que eso funcione, Pablo Iglesias y su tropa podemita tenía que estar ausente. Al menos esta vez. Porque así se puede decir que no es una operación política, sino que es la voz del pueblo.

Miles de personas, según parece, salieron ayer en Madrid para defender a Alfon. Claro, porque obviamente todos ellos SABÍAN que Alfon era inocente…

ACTUALIZADO: Aquí los antecedentes de Alfon, Alfonso Fernández.

Rocío Fraga como retrato de PODEMOS: Podemos despelotarnos, libertad para Otegi y otras perlas

Hoy os traigo al blog a una podemita-mareíta (todo lo mismo se mire por donde se mire, más allá de las diferencias de nombre) de postín: Concejal de La Coruña, del equipo de Xulio Ferreiro (Marea Atlántica). No la he escogido a ella por ninguna razón particular. Vi el equipo del mareíta coruñés y dije: Esta. Como pudo haber sido cualquier otra persona, la verdad. No creo que si leyese otros historiales me encontrarse con declaraciones muy distintas… Pero veréis lo mismo que habéis visto en Rita Maestre, Beatriz Gimeno u otras destacadas figuras del movimiento populista: … 

Iba a adjetivar sus intervenciones, pero… Creo que no necesitaréis de mi ayuda para adjetivarlas.

Aquí os dejo unas cuantas perlas tuiteras de la concejal de La Coruña de «Igualdad, colectivos minoritarios y minorizados, planificación familiar y lucha contra la violencia de género», Rocío Fraga (Marea Atlántica).

El Papa es el jefe de una secta que ejerce violencia machista:

Aquí, un tuit sobre Arnaldo Otegi:

Por si algún despistado puede pensar que es un tuit meramente informativo de las declaraciones de este señor, el hashtag #FreeOtegi  (Otegi libre, Arnaldo Otegi, pertenencia a banda armada) resulta absolutamente clarificador. ¿Os habéis fijado que no es ningún retweet del que se pueda decir que se haya colado el hashtag que era sólo a título informativo, no? Pues eso.

Y antes de cerrar el post con un último tuit memorable vamos a relajarnos un rato, visitando el maravilloso mundo de PODEMOS despelotarnos o PODEMOS Nudismo, como ellos se autodenominan, cuenta que sigue Rocío Fraga. Disfruten del tweet de cabecera:

A los de esta cuenta tan chusca, como dice una tuitera por ahí, sólo les falta el gorrito de aluminio, o sería impagable verlos junto al Círculo Podemos Musulmán…

Pues sí, efectivamente, Rocío Fraga sigue a Podemos despelotarnos. Supongo que es una forma como otra cualquier de «feminismo», que es por lo que se ve, la ideología que define a la concejal de La Coruña: «Socióloga, feminista e rabuda«. Rabuda, además de ser una palabra gallega, es muy gallega, quiero decir, de estas que no tienen una traducción directa al castellano; pero vendría significando algo tal como «retorcida», «con mal genio». Lo cual es toda una definición. No sé… Decir de uno mismo que tiene un mal carácter no es que debiese de ser considerado un mérito, digo yo…

Y por si no os parece suficientemente esclarecedor de cuál es su sentido del «feminismo», pues os dejo, ya para cerrar el post, una perla de Tweet que evidencia sus firme compromiso democrático y sus convicciones SUPERtolerantes…

Esterilizar al Partido Popular:

Pero es normal, porque al fin y al cabo, todas son Rita Maestre.

Todos son lo mismo: AHORA nosédónde,  MAREA nosécuantas y PODEMOS. Es TODO LO MISMO. Lo mismo:

Ya es oficial: Ahora Madrid es CASTA

En política, el perdón se conjugan dimitiendo.

Pero eso aplica para los otros, no para la casta, que sale en apoyo de Guillermo Zapata, y así Guillermo Zapata no ha dimitido, ni nadie le ha pedido que lo haga.

Guillermo Zapata, tras demostrar su bajeza moral, MANTIENE SU ACTA DE CONCEJAL. O sea, de cultura no, pero concejal sí. ¡Pobres los ciudadanos que lo tengan que padecer!

Con esto, la marca blanca de PODEMOS, AHORA MADRID, se acaba de autobautizar como CASTA. Un enroque en toda regla, con todos los afines saliendo en defensa del energúmeno y el resultado, el habitual: No pasa nada. A seguir viviendo de lo público.

Dicen las malas lenguas que el tonto y subnormal de Antonio Miguel Carmona está satisfecho con su buen hacer moderando y controlando los extremismos podemitas de Carmena y su tropa de inadaptados.

Antonio Carmona, Manuela Carmena

Por supuesto, a Pablo Soto y Rita Maestre ni Carmona ni Carmena les dirán nada. Y por supuesto a todos los podemitas les habrá parecido estupendamente la amplia consulta ciudadana realizada para tomar la decisión.

Manuela Carmena como síntoma

Ya no os los voy a presentar, porque a estas alturas es imposible que no conozcáis a Guillermo Zapata, el chico del sentido del fino humor nazi, o a Pablo Soto, el de la relaxing guillotina en Puerta del Sol.

No quiero ahondar sobre sus andanzas. Si Guillermo Zapata o Pablo Soto son unos desgraciados por lo que les hace gracia o por lo que dicen o callan o pretenden no es objeto ya de este post, porque sobradamente está todo dicho sobre este tema a lo largo y ancho de las redes sociales y los medios de comunicación, nacionales o internacionales.

Pero hay un par de cuestiones de fondo que me parecen fundamentales en este asunto:

¿Qué criterios sigue la población para elegir a sus representantes?

Es para meditar qué méritos y qué perfiles son los que han hecho a la candidatura de Ahora Madrid (o sea, PODEMOS y otros grupos de la izquierda radical) merecedora de la confianza de los ciudadanos:

¿Qué clase de gentío amoral hace representante suyo a sujetos como estos? Si no lo sabían porque no les importó lo que votaban, si lo sabían porque apoyan estas barbaridades grotescas y violentas… El escenario moral que ofrecen quienes depositan su representación en gente de esta catadura moral sólo sirve para representar tragedias, historias de la degeneración popular.

En España somos tan tontolerantes que hemos escogido a los inadaptados del insti para que sean nuestros alcaldes. Y algunos aún lo llaman un «éxito de nuestra democracia». ¡Como para no celebrarlo!

Ante la abalancha de críticas, Manuela Carmena ha aparecido ya en los medios para dar su respuesta a lo sucedido. Sus declaraciones han sido muy claras: Guillermo Zapata TAL VEZ deba dimitir. Pablo Soto, por otra parte, no. Es un buen chico, recogido de la calle y la indignación y oye, ahora ya está integrado en la sociedad. Mérito más que suficiente para ser concejal.

En un mundo sano, la cabeza de lista de una candidatura habría escrutado con lupa a cada uno de sus compañeros de candidatura y por supuesto, bajo ningún concepto hubiera permitido a ninguno de los anteriores formar parte de ella.

En un mundo sano, habiéndose colado en la papeleta semejantes energúmenos hubiesen sido instantáneamente fulminados de sus puestos al conocerse.

Pero claro, España no está bien, tiene una grave enfermedad que se llama amoralidad; porque lo cierto es que Rita Maestre no profanó la capilla de Somosaguas ayer y por sorpresa, a medianoche cuando nadie la veía. Lo hizo a plena luz del día y con el arropo y la cobertura de todos la que la vitorearon. Pablo Soto no dijo las palabras sobre Gallardón en una cafetería con sus cuatro amigos, desahogándose de su frustración sino en Twitter, que es un medio abierto al público, para que constasen sus palabras y fueran conocidas. Y otro tanto se puede decir de Guillermo Zapata. Y de ambos se puede decir también que ninguno se disculpó acto seguido de haber soltado semejantes barbaridades. A ninguno le dolió. Ninguno sintió en su momento arrepentimiento de ninguna clase.

España tiene una grave enfermedad que se llama amoralidad y que la lleva de la mano de lo políticamente correcto por el camino de su ruina.

En una España moralmente sana, hoy los votantes de Ahora Madrid proclamarían muy alto y muy claro que no sabían que habían puesto su voto en estas alimañas y estarían ante la puerta del ayuntamiento pidiendo sus cabezas. Ellos, los primeros. Pero claro, eso sería en una España con una salud moral aceptable. En la que vivimos, si pensamos que ya los conocían y que fue por eso por lo que los votaron, probablemente no nos equivoquemos.

Ahora Madrid: Guillermo Zapata o el fino humor nazi

Toneladas de humor nos traen los muchachos de Ahora Madrid, Manuela Carmena al frente, con el apoyo del tonto y subnormal de Antonio Miguel Carmona (PSOE). Tras el éxito de «podemos probar a matar a Gallardón» de su compañero de filas, Pablo Soto, ahora llega de la mano del CONCEJAL DE CULTURA, Guillermo Zapata, el chiste de los judíos en el 600:

Pablo Soto Bravo (Ahora Madrid): Podemos probar a matar a Gallardón

Antonio Carmena hará alcaldesa a Manuela Iglesias Carmona, o algo así.

Pedro Sánchez le dijo a su esbirro que se cuidase de pactar con el Partido Popular y Antonio Carmona, que es muy «toooonto» y «subnormal» el chico, y no conoce la vergüenza ni quiere conocerla, hará alcaldesa a la lideresa antisistema, la de paremos los desahucios y okupemos las casas ajenas. Bien, Carmonita, buen chucho: Toma una chocolatina.

La última joya en bruto descubierta estos días por las redes sociales de toda esta patulea es Pablo Soto Bravo, de Ahora Madrid. Algunos tuits de finales de 2013 de Pablo Soto recorren Twitter como espuma de cerveza en el Oktoberfest:

Pues señoras y señores, ¡tachán!, ese animal será concejal de Madrid, capital de España, por Ahora Madrid, filial de Podemos dirigida por Manuela Carmena. Sí, sí, concejal de esa misma señora que fue juez. ¿Merece más comentario el tema? Pues eso.

¡Qué bajo has caído, Madrid! En fin. Tenéis lo que habéis votado. Dios os ampare.

ACTUALIZADO: Unas cuantas perlitas más de esta joya «humana».