Xulio Ferreiro se lía la manta a la cabeza para arreglar el problema del paro en La Coruña

Xulio Ferreiro, hombre preocupado él, concienzado y concienzudo, dedicado en cuerpo y alma al Dillo Ti y otras bobadas podemitas, que no a hacer nada productivo, ha decidido paliar los malos resultados del desempleo de La Coruña con una medida urgente y valiente: Arreglarles la vida a los manteros. Como lo oís (o leéis): Tal cual.

El paro subió en septiembre (como cada año al finalizar el verano); hasta ahí todo normal. Lo no tan normal y descorazonador es que, a pesar de poseer una de las mayores rentas per cápita de la comunidad, La Coruña haya sido líder de destrucción de empleo.

El problema para Xulio Ferreiro y su Marea Atlántica podemita, sin embargo, no es el desempleo. ¡Que se fastidien los desempleados! ¡Tanto capitalista muerto de hambre queriendo trabajar! ¡Habrase visto! Que pidan una Renta Municipal Básica y se dejen de bobadas…

Así las cosas, para el equipo municipal de la Marea Atlántica de La Coruña la solución pasa por los manteros. Tal cual. Una de regularización de manteros de manos de Rocío Fraga, ya saben, la de podemos esterilizar al PP, que tan rabuda y feminista dice ser y a la que, no obstante, no se le conoce ninguna medida ni propuesta para eliminar el desequilibrio por género en el empleo municipal; pero que, en cambio, ya ven ustedes, corre a trabajar para ayudar a los manteros. La mayoría de ellos, como bien es sabido, ¡¿mujeres?!

Anuncios

PODEMOS arruinar La Coruña y además presumir de ello: Las Mareas pierden 15 Millones de Euros

¡Qué bárbaros! Xulio Ferreiro y sus chicos de las Mareas dejan a La Coruña sin 15 MILLONES DE EUROS y encima aún tienen más que decir: Que oye, que no cunda el alarmismo… Claro, los mismos que reparten pobreza y tienen el ayuntamiento paralizado.

billetes, euros

El Ayuntamiento de La Coruña se jugaba 15 MILLONES DE EUROS para inversiones en desarrollo urbano sostenible que podía haber aportado la Unión Europea y miren ¡qué cosa! que les han dicho a los chicos de la Marea de Xulio Ferreiro que nones, que están suspensos. ¿A que no les sorprende? Pues eso, que ahora, como los malos estudiantes, tienen que ir a la repesca, a ver si sacan algo de tajada de los restos que queden por repartir… Lo de todos los días, vaya: Un suspenso tras otro, una mala actitud tras otra. A la repesca, como los repetidores y los malos estudiantes.

Tal como recoge La Voz de Galicia, la respuesta del gobierno local de la Marea: La propia de los chulitos que van de vuelta de todo. Que vamos, que no les atosiguen. Sin escuchar, de espaldas a los ciudadanos, hicieron lo que les dio la gana, como típicamente hacen los soberbios, y ahora las consecuencias las pagamos todos los coruñeses.

Otro éxito más de la Marea Atlántica de Xulio Ferreiro.

Podemos arruinarte la ciudad y repartir la pobreza. Claro que podemos.

La Renta Básica Municipal de las Mareas

Ya está en marcha la Renta Básica Municipal. El Ayuntamiento de La Coruña ha sacado su folletivo informativo en el que te explican muy detalladamente que ya puedes ganar dinero sin trabajar. Y de paso, explican a los que sí trabajamos que vamos a tener que aflojar la pasta para pagarles a los otros su vida. Así de generosos que te son los chicos de las Mareas Atlánticas de Xulio Ferreiro, con el dinero de los demás.

La medida de los chicos de las Mareas de Xulio Ferreiro, que no deja de ser de un populismo y una demagogia brutales (porque no soluciona el problema de exclusión social que tienen las personas que lo puedan solicitar sino que perpetúa su situación), es en todo caso una medida oportunista y con claro fin electoralista, ya que toda la finalidad de la Renta Social Básica es generar una red clientelar de votantes, a los que se les compre mediante esta prestación.

No dan más vergüenza porque no les dan los días, pero así están las cosas. Los chicos de la Marea Atlántica los problemas no los resuelven, pero ¡dilapidar los recursos y repartir la pobreza se les da tan bien!

Relacionado: No a la Renta Básica Universal.

El extraño anuncio de El Corte Inglés y la campaña de HazteOír

Cuando vi el anuncio de El Corte Inglés la verdad es que me sorprendió. No es el tipo de anuncio que te esperas de El Corte Inglés. No es que tenga nada de impropio que se exponga una realidad de nuestro país, cada cual al hacer un anuncio centra su atención en el target market que le da la gana, pero cuando menos el anuncio resulta un tanto inquietante, con clichés y escenas confusas: Los dos hombres que discuten como dos mujeres, los dos niños acostados  el otro al lado del otro (correctamente separados, eso sí)… No pude evitar preguntarme al verlo: ¿Y esto a qué viene? ¡Ah! Es que refleja noséqué y nosécuánto… Nada, ¡bobadas! Pero es que ¡la creatividad es tan cara, y la mediocridad abunda tanto! Aquí, un anuncio sobre la vuelta al cole sin líos ni confusiones:

El caso es que al ver el anuncio con los dos papás inútiles, HazteOír empezó a recoger firmas, 21.000 al final, y le pidió a El Corte Inglés que retirara el anuncio. Y El Corte Inglés lo retiró. Parece ser que el motivo técnico fue la caducidad de los derechos musicales. Obviamente una excusa, pues de querer estos se vuelven a pagar y se renuevan, no tiene más misterio; y habida cuenta que ese anuncio no tiene música… Seguro que el coste de la renovación no hubiera sido muy elevado.

Y como no, del otro lado, al colectivo gay, LGBT y demás, le ha faltado tiempo en tachar de homófobo a alguien. Creo que si no tachan a un par de centenares de personas al día de homófobos no se sienten realizados…

En este caso, obviamente, le ha tocado a El Corte Inglés que, como veremos después, no es especialmente sospechoso de serlo, precisamente.

A mí me da exactamente igual las campañas que haga El Corte Inglés o cualquier otra compañía. Y si no me gustan las políticas de una determinada empresa no compro en ella y punto. Yo, por ejemplo, no tengo por costumbre comprar en la FNAC, porque entre los uniformes que les ponen con esos colores oscuros y la elevada concentración de piercings y tatuajes de sus dependientes, siempre me da una sensación de suciedad que me resulta desagradable, y prefiero comprar en otros lugares. Sin acritud, y respetando cualquier otro criterio sobre el particular.

Anuncios ofensivos los hay por docenas, sobre todo si tenemos la piel sensible. Por ejemplo, las feministas se pasan el año protestando por anuncios que consideran que tratan a las mujeres como objetos y, sin embargo, nadie dice nada cuando se degrada al hombre, aunque también los hay por docenas.

No tengo nada en contra de HazteOír, todo lo contrario, creo (incluso en los casos en que discrepo de ellos en el fondo) que hacen una labor muy importante, recordando valores que son articulares para la sociedad; pero, como tantas otras veces, discrepo de sus métodos.

¿Recogemos firmas y presionamos para que se retire un anuncio? ¿Y si en el otro lado recogen más firmas?

¿Contra El Corte Inglés por un anuncio? ¿Y por qué no contra El Corte Inglés por todo lo demás, como por ejemplo, sus viajes LGTB-friendly, o su apoyo a Mr Gay Pride? Sí, efectivamente, El Corte Inglés esa compañía tan homófoba…

Creo que HazteOír debería repasar sus métodos porque, ahora mismo, ¿cuál es su victoria? ¿Que una compañía que da soporte a unos valores que no son los suyos no lo haga abiertamente en un anuncio? De verdad, creo que un repaso a los métodos les resultaría conveniente.

Por otra parte, dicen en Trendencias que El Corte Inglés es ese lugar donde se puede encontrar un libro que se titule “Comprender y sanar la homosexualidad”. ¡Bien por El Corte Inglés! Lo que tiene que hacer una compañía que quiere vender es tener producto y servicio para todo posible cliente. Si hay quien pueda tener interés en ese libro, bien está que se ofrezca.

Y es que esta es la clave de la cuestión: Lo que tienen que hacer las compañías es ofrecer sus productos y sus servicios con la mejor calidad posible. Eso es satisfacción para los clientes, y prosperidad para las empresas. Cuando se meten, en cambio, en política (¡qué manía! ni que no hubiera ya suficientes partidos y organizaciones políticas) se salen de su ámbito natural, y como pasa con todo lo que pertenece a la arena política, antes o después se moja el ruedo y se enfanga todo. ¡Qué necesidad!

Dillo ti: El minuto 2 del rescate ciudadano de las Mareas

Ha pasado tiempo desde el MINUTO 1 del Rescate Ciudadano; pero no penséis que me había olvidado de este tema, el rescate ciudadano, que tanto os atribulaba a todos. En cuanto los de las MAREAS se han puesto al minuto 2 yo os lo cuento. Y aquí estoy, contándolo.

El “rescate ciudadano” sigue su curso, con medidas valientes y decididas, para sacar a la ciudadanía de su desesperada situación.  Estoy hablando de “Dillo ti“. ¿Dillo qué? Tranquilos, sé que no os suena de nada, por eso yo aquí para hablar de ello.

La ocurrencia, parida en enero de 2016, trata de una suerte de reuniones con el alcalde para conocer de primera mano las ocurrencias de Xulio Ferreiro y su equipo de las Mareas. Las ocurrencias, tal cual. No estamos hablando de programas de gobierno ni nada, sólo de ocurrencias, chusqueras incluso, que las Mareas de María Pita van teniendo sobre la marcha o algo así… Ocurrencias, aderezadas de confesiones personales, íntimas, humedales de sueños podemitas o algo así.

De hecho, les puedo resumir la última reunión Dillo Ti en dos líneas:

  • Han descubierto que una sola línea de bus cubrir toda una ciudad es ineficiente y se han dado cuenta de lo útil que resulta hacer TRANSBORDOS; y,
  • Xulio Ferreiro nos ha confesado que preferiría no acabar en la cárcel antes de finalizar su mandato.

Yo, de lo primero, poco puedo decirles. Si a 2016 se dan cuenta por primera vez de la necesidad de hacer cambios de bus para cubrir distancias, será que poco han usado el transporte colectivo en sus vidas. ¡Qué le quieren!

Respecto a lo segundo, desde aquí le tengo que decir a Xuliño (con cariño) que, en serio, se esté tranquilo, que no queremos encerrarle en Teixeiro, sólo echarlo de María Pita. No obstante, Xulio, si lo que te preocupa son los tiempos y -todo sea por la causa-, quieres ser mártir y pasar por celda, no te apures, que las mejores condenas son las que caen después de abandonar los despachos. ¡Si será por tiempo! No tiene por que ser antes de que acabe el mandato, puede ser después tranquilamente. Tu no hagas méritos, e igual te libras antes y después.

Y con esto ya dense por rescatados, coruñeses queridos, que este ayuntamiento no da para más. ¡Bastante tienen, pobres! Vayan, vayan al Ayuntamiento a pedir un permiso o realizar un trámite cualquiera y verán el atasco que tienen montado. Un día de estos Xulio Ferreiro y cia nos piden la baja por estrés laboral… ¡Pobrecillos!

PD: Con especial cariño, para Carolina Bescansa.

En la foto, amplia representación de votantes peperos, casposos y viejunos, mayores de 45 años:

votante, 45 años, PODEMOS, MAREAS, Dillo Ti

Pinchad en la foto para ver la noticia.

El caso Extel y el sexismo de las Mareas de Xulio Ferreiro

Una imagen vale más que mil palabras y ésta se comenta sola. El apoyo del Ayuntamiento de la Coruña dirigido por las Mareas de Xulio Ferreiro sólo está con lAs trabajadorAs de la empresa. ¡Vergonzoso!

O eso, o quieren analfabetizar al pueblo coruñés escribiendo mal intencionadamente, que también puede ser.

Pablo, dile al niño que me desbloquee

Yo ya sé que esto de Internet ha venido a cambiar la política y tal, pero me parece flipante cuando un tipo como yo, que lo mismo pasa un par de días dando 4 opiniones que 4 meses sin dar ninguna, se encuentre bloqueado por otro tipo que aspira a ser dirigente de España. Que digo yo… Si ya te bloquean en Twitter, ¿qué caso te harán si llegan a pisar moqueta?

La cosa está así. Y como no tengo ningún contacto en PODEMOS, no me queda otro remedio que apelar al Líder Supremo, ¡Oh, Pablo, intercede! Que el Niño me desbloquee, que si no luego no puedo enterarme de sus grandes perlas de sabiduría como la del radiador latin-lover. Dile a Íñigo que se quite los morritos, que fuera lo que fuese lo que le dijera que le molestó, seguro que no fue para tanto.

Que no, que no es coña, que estoy bloqueado. ¡Jo, qué dura es la vida!

bloquedo-por-errejon