Traición, cobardía y derrota del Partido Popular: Rajoy Dimisión

“El día que yo no vote al PP, en Génova no queda ni la de la limpieza“. Corría el año 98 cuando el que les escribe cerraba el sus sesiones de chat como la anterior frase de despedida. Y parece que algo así ha venido a suceder. No les voy a contar a estas alturas lo que voté o dejé de votar porque me parece absolutamente irrelevante, pero podré decir sin rubor que no será que en este blog no habré advertido de lo inevitable como unos dos millones de veces o más.

En los mismos meses que muchos “expertos” políticos les contaban en la tele que esto tenía arreglo, y desde el PP se insistía en el chantaje emocional apelando al voto del miedo, yo les dije una y otra vez que no funcionaría; y mientras otros pedían la dimisión de sus adláteres yo la pedía de Rajoy, como hoy ya hace un número creciente de usuarios en twitter. En fin.

Lo advertimos. Millones de personas en España lo advertimos y pedimos una rectificación. Una y otra vez. Sin entender a qué se debía su traición, sin entender a qué se debía su desprecio, pedimos una y otra vez que alguien en el Partido Popular enderezase la nave y no hubo forma. El desprecio fue absoluto.

Pero la traición del Partido Popular no fue mayor que la cobardía de sus clases dirigentes. No todas, ni mucho menos, de acuerdo con los planes suicidas de Mariano Rajoy; pero todas calladas como putas. Solo Aznar salió muy de cuando en cuando a tirar de las orejas al ejecutivo. El resultado no pudo ser más esperpéntico: Un partido que ignora a su Presidente de Honor y un Presidente de Honor que acepta su papel de abuelo cascarrabias a mayor gloria de su familia.

No me importa demasiado lo que pasen con unas siglas; pero me importa y mucho lo que pase con España.  Y ahora mismo España está al borde del abismo.

¡Lo tuvieron tan fácil! Con una mayoría absoluta arrolladora y con un mandato clarísimo de los ciudadanos, solo tenían que haber hecho aquello que se comprometieron a hacer. No tenían ni que haber pensado nada. Solo hacer lo comprometido. Y se negaron a ello desde el desprecio más absoluto. Desde la soberbia y la prepotencia.

¿Por qué un partido que alcanza una de las mayorías absolutas más rotundas de la democracia traiciona a sus electores e incumple su programa punto por punto? Politólogos e historiadores habrán de responder a esta pregunta, que a mí en estos momentos no puede importarme menos.

¿Hay tiempo a rectificar algo de aquí a final de año? ¿Queda tiempo para la grandeza e intentar salvar a España de convertirse en la Venezuela europea? No creo que queden grandes hombres en el Partido Popular. A los hechos me remito. Lo que sí está claro es que en política cuando sí ya es demasiado tarde es el día después.

Lo cierto es que muchos votantes que hubieran deseado votar al PP ante su deriva se han quedado en casa. Y lo cierto también es que las regeneraciones funcionan. Los comunistas estaban hartos de IU y se han pasado a PODEMOS, envalentonados y entusiasmados con un nuevo proyecto cuando les han presentado la oportunidad de participar en él. Incluso al PSOE le ha funcionado. Pedro Sánchez, al que no pocos le vaticinaban 2 telediarios va camino de llegar a las generales. Determinante será su capacidad de parasitar fallos y aciertos de otros, pero ahí lo tienen. Lo dije ya hace mucho y lo vuelvo a repetir: Si nadie lo impide, Pedro Sánchez será el próximo presidente de España; que hará bueno a Zapatero.

Anuncios

2 comentarios en “Traición, cobardía y derrota del Partido Popular: Rajoy Dimisión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s