PODEMOS ser Grecia: Los syrizos, los hermanos griegos de los podemitas, quiebran el país

Pablo Iglesias y Alexis TsiprasPablo Iglesias con Alexis Tsipras (Syriza). Los hermanos griegos de los podemitas.

Grecia sigue cosechando éxitos para mayor gloria de Pablo Iglesias y su tropa de perros sarnosos famélicos y revanchistas, al que el chavista de forma poco disimulada llama “leones”. El comunismo está abocado siempre al mayor y más estrepitoso de los fracasos. No puede ser de otra forma con una idea que se sustenta sobre la envidia y el rencor y cuyo principio básico de acción consiste en quitar al que tiene por haber cometido el delito de conseguirlo. Lejos de buscar, por tanto, el enriquecimiento económico y también moral (mediante el impulso de valores básicos como el esfuerzo y la ambición), promulga el rencor y la envidia, el revanchismo más cainita hacia el que ha conseguido acumular bienes a lo largo de su vida.

El comunismo es la doctrina de los ruines y los miserables, los que esperan doblegar al que tiene éxito por la vía de la fuerza totalitaria. Pero esto es algo que cualquier persona que use su raciocinio comprende. Los comunistas no usan su raciocinio (si es que lo tienen) sino su visceralidad y sacan los peores de sus instintos a los que elevan a la categoría de argumentos. Hoy Grecia padece la quiebra de su país.

En solo 100 días, objetivo conseguido: El país completamente arruinado. Syriza lo ha conseguido: Ya ha rescatado a las familias y a los griegos de la troika. Ya no los visitan los hombres de negro. Solo reciben miradas de absoluta desconfianza por parte de Alemania, como el delicuente que además de serlo ha defraudado repetidamente a quien le ha dado reiteradas oportunidades de reiserción, ; y desprecio por parte de todos los demás.

Grecia saldrá del Euro. Ya no hay margen a los milagros. Los griegos abjuraron de Dios cuando votaron a Syriza, abriendo de par en par las puertas del infierno. Ahora, les toca padecer las consecuencias: La expulsión del Paraíso supuso para el hombre la necesidad de trabajar y esforzarse para sobrellevar las penurias del mundo. Los griegos no parecen haberlo entendido. Quieren vivir en el mundo sin trabajar ni esforzarse ni saldar sus deudas. Abrazaron al Diablo que les prometía oro y poder completamente gratis. La letra pequeña del contrato que no leyeron decía algo de quedarse con sus almas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s