Día Internacional del Libro y del inglés, pero no del español

Pocas celebraciones del calendario de las naciones arrejuntadas de días internacionales merecen el tiento de tomárselas en serio como estas dos de hoy: El día del libro y el día de la lengua inglesa, que no de las lenguas de las inglesas. Que semejantes celebraciones concurran en una misma fecha podría hacernos pensar que es una cuestión de economía de esfuerzos en un mercado editorial donde la hegemonía anglosajona de los best-sellers es indiscutible. Y tal vez sea esta la razón.

Sea como fuere si hemos de acudir a celebrar un día de estos para recordarle al mundo la importancia del inglés como primera lengua internacional y de leer algo de vez en cuando, no sea más que para no decir “miembras” o prometer giros de 360º, mal vamos; pero como es un hecho que sí que vamos mal, me permitirán que por un día aplauda los esfuerzos de la ONU, fijando en el calendario de días chorras internacionales dos motivos de recordatorio que sí merecen la pena: Que hay que leer más y que el inglés resulta IMPRESCINDIBLE en este mundo global nuestro.

Lo cierto es que la razón oficial para celebrar un 23 de abril el Día del Libro y de los Derechos de Autor, que es el título completo de la celebración, es porque tal día como hoy murieron Shakespeare y Cervantes en 1616. Nota: ¡Qué maldita manía de celebrar las muertes y no los nacimientos!

Sea como fuere, en la ONU, ya saben, ese sitio donde sesudos intelectuales marcan fechas en un calendario para festejar los besos, o donde celebran el “día internacional de la discriminación cero” y el “día internacional de la mujer” pero no el “día internacional del hombre”, marcaron que tan señalada fecha no podía ser menos que el “día internacional de la lengua inglesa”. Se ve quién manda en la ONU a fin de cuentas, porque diría yo que la importancia del monumental Shakespeare no ha de ser mayor que la del gigantesco Cervantes que erradicó en sus días la literatura de caballería y estableció las bases de toda la prosa que ha desde entonces ha sido.

Pero no es menos cierto que sobre el pobre Cervantes cae la losa de otro que, no siendo literato, por su gesta cambió el mundo: D. Cristobal Colón, que el 12 de octubre de 1492 tocaría tierra en un nuevo continente, siendo punta de lanza de toda la colonización posterior y de la extensión del castellano/español por toda la geografía americana. Para que luego a algunos “modernos” se les llene la boca hablando de intrusismo. Yo no digo más. Ahí lo dejo…

El caso es que hoy es el Día Internacional del Libro (y de los Derechos de Autor) y de la lengua inglesa, y no de la española. Al pobre Cervantes tenemos que hacerle un hueco en España celebrando el Premio Cervantes, porque si no nadie recordaría que también él moría un día como hoy hace la tira de años en 1616.

Así que yo, por decir que recomendar un libro en día como hoy parece obligado, voy a recomendar uno que no por evidente está suficientemente leído: Pueden escoger entre los distintos formatos el que más les guste.

Relacionado: El origen del Día del Libro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s