Miembros y miembras

Imaginaos que yo os dijera algo como:

Queridos amigos y amigas,

Hoy os quiero hablar de cuál es la situación que tantos españoles y españolas pasan cada día derivada de esta crisis que nos afecta a todos y a todas.

Pues resultaría que, atendiendo a los cánones de la demagogia y la tontería de lo políticamente correcto estaría hablando fetén de la muerte, osea…

Tan es así, que a nadie del circo romano de la política del pensamiento único y la igualdad de género le parecería mal que yo diese semejantes patadas a la lengua española y su tradicional y necesario (en un idioma en el que sus hablantes nativos tenedemos tan poco a extendernos) criterio de la economía del lenguaje. Muy al contrario, me aplaudirían. ¡Bienvenido al redil, muchacho. Al fin uno de los nuestros!

Pero hete aquí que en un país tan bobo como para llamar juezA a la mujer que administracia la justicia, por contraposición al “Juez” que es el varón, como si terminar en “Z” tuviese una implicación de género insoslayable, o que habla sin pudor de “concejala” en vez de “concejal” porque se conoce que la “l” final pervierte el femenimo que de natural le daría la “a” a la última sílaba de la palabra; ya son dos las ocasiones en que un ignorante (en su día fue una ignoranta) se presenta ante la cámara baja y suelta aquello de “miembros y miembras” y se monta el escándalo monumental.

Que si bobo por aquí que si ignorante por allá… ¡Qué barbaridad! Sus señoríos y señorías no son miembros y mucho menos miembras de ningún lugar. No vaya a ser que alguien se confunda y piensen que tienen alguna responsabilidad.

Temo que, incompentencia y mediocridad aparte de quienes no se ven mejor capacitados para luchar contra las discriminaciones ante la Ley que por género pueda haber que dar patadas a su lengua materna, la confusión de estos señores y estas señoras tan políticamente correctos y correctas puede venir del hecho de que la RAE no recoge en su diccionario el vocablo “miembras” como sí recoge “jueza” o “concejala“. Convendría recordarles que la RAE recogerá en su diccionario cuantos vocablos se utilicen, porque este es el fin último de dicho diccionario, recoger los usos del lenguaje, no establecerlos ni imponerlos.

Si quieren decir “miembras” pueden decirlo. Sin pudor. No pasa nada. Bastante hacen el ridículo ya cada vez que dicen “jueza” o “concejala”. Yo, desde aquí, les recomendaría en cambio que dejen de decir paridas. Ellos se ahorrarán las “miembras” y los demás el bochorno.

PD: Todo ello por no mencionar que está muy feo hacer burla de una compañera de partido, sr. Sánchez. Muy, muy feo.

Anuncios

Un comentario en “Miembros y miembras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s