Ley Sinde. Punto y seguido.

Sin ánimo de chafarle a nadie las fiestas, me gustaría aclarar que la votación del Parlamento no merece ninguna celebración.

Por lo de pronto, Sinde no dimite ni nadie la echa.

Además, ahora la Ley pasará al Senado, donde la atención pública se disipará y donde podrán hablar de limar esto y aquello, de reescribir para que no suene a… No es para estar tranquilos. Ni es ninguna victoria. Es sólo un receso.

Finalmente, debe quedar claro que el profesor Dans se equivocaba cuando afirmaba que los grandes monstruos del soporte del siglo pasado atienden a modelos de negocio caducos. Los modelos de negocio son caducos cuando no funcionan. Y estos gigantes empresariales tienen muchas herramientas a su alcance para hacerse valer.  Y en ello están.

Y desde luego no hay que perder de vista el debate que se está produciendo en Estados Unidos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s