Liberados ellos, secuestrados todos

Terrible tiene que ser estar secuestrado… Ver a Pascual y Vilalta sonreir en las fotos, alegres, sanos y salvos, es un motivo para la alegría. No voy ni a intentar imaginar las emociones que recorrerán a sus familiares estos días. Me alegro por todos ellos, sin duda. Y me alegro por los dos, para que nadie lo dude, incluido Albert, aunque sea un maleducado que no haya sido capaz de hablar en español para que le entendiésemos todos. Porque el que él sea un maleducado no quita que yo sea persona y me alegre (y de verdad, no por compromiso ni por quedar bien) de que nuevamente pueda disfrutar de su libertad.

Pero la noticia tiene un revés realmente perverso y es que hoy todos los españoles estamos más prisioneros que nunca de Al-Qaeda. Nuevamente, ante el terrorismo y la violencia, la España de Zapatero cede.

  • Cedió cuando llamó “asesinos” a un gobierno y dio un vuelco electoral haciendo el juego de los terroristas que mataron a 192 personas e hirieron a miles en el mayor atentado jamás perpretado por Al-Qaeda en toda Europa.
  • Cedió cuando abandonó a las tropas aliadas en medio de un conflicto, demostrando su cobardía y vileza.
  • Cedió cuando cacareó públicamente que negociaba con los terroristas de ETA.
  • Cedió cuando dejó salir a la calle a la inmundicia infrahumana de De Juana.
  • Cedió cuando pagó rescates a piratas somalíes y los dejó escapar.
  • Y ha cedido, nuevamente, cuando ha pagado una suma millonaria por rescatar a los cooperantes españoles, Albert y Roque.

Y todo esto en el breve plazo de sólo los 6 últimos años.

Como lo rocambolesco del desgobierno indecente de Zapatero no tiene fin, éste ha conseguido que el PSOE pase del GAL a la negociación con terroristas, en lo que recuerda a esas películas de mafiosos en las que se suceden las luchas entre familias con los pactos para mantener la paz. Pero Zapatero es así, y la España de Zapatero es la que genera en días sucesivos los titulares sobre la entrega de un rescate millonario a un grupo terrorista y el mensaje del gobierno a los empresarios diciéndoles que resistan el pago de la extorsión etarra a la que llaman “impuesto revolucionario”. Y es que la relación del PSOE con la moral, la justicia y la ley siempre ha sido complicada. Como recientemente los jueces han podido constatar nuevamente.

Lo trágico del tema es que la debilidad moral de Zapatero debilita al conjunto de los españoles, pone en la cuerda floja algo tan básico como su seguridad, y al final la pagamos todos.

Relacionados:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s