El 72% de los españoles quieren ser funcionarios, ¿y por qué no?

Leo en ForoPolítica que el 72% de los españoles quieren ser funcionarios. Ahí es nada. Casi 3/4 partes. Pero no es de extrañar. Una vez más insisto en que no estoy de acuerdo en la percepción generalizada de que el funcionario es un vago. Los hay que se desloman a trabajar, literalmente. Claro que, el hecho de que un señor al que pagamos entre todos pueda escoger deslomarse o pasar de todo dice mucho de la clase funcionarial y nada bueno.

En todo caso, la noticia no puede sorprender a nadie. Yo creo que no digo ninguna tontería si afirmo que a la inmensa mayoría de la gente e incluso de los que dicen querer ser funcionarios por las condiciones no le harían ascos a ser Bill Gates, pero la realidad es que en España salir adelante no es especialmente fácil. Más bien al contrario, sobran trabas, y todos los días vemos como al que se esfuerza le ponen una nueva zancadilla y al que no, le dan alguna subvención. Con ese panorama al final llega la hora de adaptarse, acomodarse, conformarse con lo que el sistema esté dipuesto a proveerte. Una oposición supone un sacrificio suficientemente asumible si lo compaginas con un trabajo precario durante un tiempo. Es duro trabajar y ver que mientras a ti te bajan el sueldo el dueño de la empresa se compra una moto nueva, y asumir que tu no tienes agallas para salir adelante en la vida con algo más que un sueldo mileurista. Pero lo aceptas, te pegas a los libros y si no toca un año toca otro, te sacas una plaza de mileurista pero al menos de por vida. Y si quieres picar más alto el precio es mayor, pero al recompensa está clara: Fuera problemas. Que los problemas los resuelvan otros. Y tu con tu sueldo de clase media ya te apañarás un sobresueldo de algún modo, con alguna empresa en sociedad o con alguna otra cosa, pero cero riesgos: Si sale mal, siempre me quedará rellenar algún formulario más.

España está plagada de gente que no se ve con el arrojo suficiente para enfrentarse a la vida y plantar cara a la adversidad. No es una sociedad tonta, de hecho opta por una solución cómoda, y el que venga detrás que arree. Pero es triste. Sobre todo, porque una sociedad así no es una sociedad ilusionada. Así está España: Llena de gentre frustrada que no sabe qué hacer con sus vidas… Porque no le enseñaron a tomar decisiones, a asumir riesgos… Porque les contaron que les iba a venir la comodidad y el éxito de la mano de los consejos de sus padres, que habían creado el llamado Estado del Bienestar a base de muchísimo esfuerzo y creyeron que se lo podrían dejar en herencia a sus hijos sin que estos tuvieran que esforzarse demasiado…

Cada día que pasa me tropiezo con un nuevo caso de alguien que vive amargado porque no ve forma de alcanzar aquello que cree que se merece, pero ¡de montar una empresa ni le hables, de salir al extranjero mejor tampoco! Tienen el miedo al fracaso tan arraigado en el cuerpo que no son capaces de plantearse otra cosa que arrastrarse lamentándose.

La frustración y el conformismo parece haberse instalado entre nosotros. Y me temo que han venido para quedarse…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s