¡Qué ridiculez de huelga!

El nivel de absurdo que hemos alcanzado en España no tiene parangón posible. Busquen, comparen, amplíen la búsqueda, estudien posibles alternativas, vuelvan a comparar,… Lo que quieran. Al final, España siempre se lleva la palma.

¿Puede alguien concebir que después de 6 años de disparates gubernamentales uno detrás de otro sólo se ha producido una huelga de funcionarios? No no, en serio. Da para pensarlo un momento, o dos o tres. Los únicos que tienen el pan seguro sobre la mesa, son los que salen a la calle a protestar… Y ni siquiera eso.

Los sindicatos pagaron ayer su pésima gestión. Bueno, ¿y qué? ¿Les importa a ellos? Ellos seguirán cobrando sus subvenciones. Pagados por la maquinaria desdemocratizadora del sistema que permite a los sindicatos, a los partidos y a casi cualquier organización pasar olímpicamente de sus afiliados o votantes.

De todos modos, la anécdota de la señora, con su cartel anunciando que no va a votar a Rajoy, es de lo más representativo de esta minihuelga sin sentido. Una huelga en la que los manifestantes se oponen a la medida que les impone el gobierno, pero no están realmente dispuestos a penalizar al gobierno por sus actuaciones. Porque irse a la huelga si no se traduce en castigo electoral no castiga al gobierno, castiga a todos los ciudadanos que tenemos que soportar económicamente las horas de trabajo más improductivas que de costumbre de los manifestantes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s