Rosa Díez, en el peor sentido del término

Rosa Díez quiere acaparar la atención de los focos, en un momento en que la crisis económica y financiera la desborda y se pone de manifiesto que su papel es simple y llanamente testimonial.

Que su partido además no está pasando por las mejores horas de su brevísima historia es más que conocido; y que ni se le pide consejo sobre la crisis ni a nadie le importa lo que piense al respecto (si es que piensa algo, ¿alguien lo sabe? ¿en algún sitio ha trascendido?), son hechos ampliamente contrastados.

Razón por la cual arremete contra los gallegos en un ejercicio digno de mal perdedora (no se comió un colín en las autonómicas gallegas, como era previsible con una candidatura desconocida y una Rosa Díez que acaparaba todos los focos) para llamar la atención. Para hacerse notar. Que hablen de ella. Que se recuerde que sigue existiendo. Es su particular tarjeta de visita en medio de una crisis en la que no pinta nada. Una salida de tono para intentar dirigir el debate a su campo: a los nacionalismos. Gallegos en el peor sentido del término, que no se ofendan… Sólo es una acepción más de la palabra… ¡Impresentable!

Y ahora rumia una vuelta de tuerca más sobre no se sabe qué de que una entrevista de alguien que aspira a ser presidenta de España no es algo formal sino supercoloquial de la supermegamuerte, oseatelojuro.

Pero harán mal los que se ofendan. No ofende el que quiere, sino el que puede. Y aquí, los que mandamos a paseo a la superdivina, fuimos los gallegos. Pero no se equivoquen, no es que no se supiera lo que íbamos a hacer los gallegos, se sabía. Es que ella no quiso enterarse, que es completamente distinto. Poner cara de cabreo permanente y hacer una propuesta de extrema izquierda a favor del aborto y otras perlas progres, la historia demuestra que, en general, no es precisamente la mejor forma de ganar en Galicia.

En fin, Pilarín. Que la megadiva del club de fans pink total, quería sus 15 minutos de gloria en medio de la tormenta. Pues ya los ha tenido.

Por cierto, hablando de tormenta: Seguimos en Estado de Libertad con el long-life blogging del Xynthia. Justo debajo de este post, todas las novedades.

Anuncios

7 comentarios en “Rosa Díez, en el peor sentido del término

  1. Sí, estoy de acuerdo. Pero ella se postula (o se supone) para presidenta de España. Pues debe tener y demostrar otra sensibilidad.

    Lo de Feijoo está muy bien, pero aquí están unos y otros enfadados con él. Nacionalistas por un lado, y “bilingüistas” por otro. En medio hay una inmensa masa de gallegos que están bastante contentos con la mejoría respecto a la legislatura pasada.

    Me gusta

  2. No, según los chistes de vascos, estos no son terroristas sino mu brutotes. 🙂

    No ha estado afortunada Rosa Díez pero tampoco lo veo una salida de tiesto tan grande. Al fin y al cabo el mensaje es que Feijoo no hizo lo que prometió que haría si le votaráis.

    El problema es más cultural, nos empeñamos en clasificar las distintas regiones de España por como son. Y ese no es sólo problema de Rosa Díez, también de toda España.

    Me gusta

  3. Pues teniendo en cuenta lo mucho que a mí me va y me viene Rosa Díez, supongo que es como si digo catalán en el sentido peyorativo del término, o madrileño en vez de decir chulo.

    Que cabe preguntarse si tanto hablar de nacionalismos no será que no sepa vivir sin ellos. A ver si ahora en vez de vivir en España, los gallegos vamos a tener que ir con un carné de identidad distinto para que quede claro que se nos puede aplicar el sentido peyorativo del término.

    Los catalanes son agarrados. Los andaluces son vagos y muy piropeadores pero de poco fiar. Y los vascos, terroristas…

    ¡Benditos sentidos peyorativos, claro! Igual tiene que ver con el catetismo de la señora, que de tanto vivir en las cámaras de poder ya se cree de la capital y se permite “clasificar” la provincias…

    Me gusta

  4. Teniendo en cuenta que a mí Rosa Díez ni me va ni me viene, no termino de entender una cosa. ¿lo de decir gallego en sentido peyorativo se refiere a que un gallego siempre te contesta con una pregunta?

    Me gusta

  5. Su única intención es llamar la atención de los focos. Pero lo va a pagar caro. Porque este tipo de salidas de tono no vienen a nada y suelen pasar factura en las urnas. En política es importantísimo caer simpático. Esto está fuera de lugar.

    Me gusta

  6. Menuda cagada que está haciendo Rosa Díez con este tema. Su última reacción, llamando “perturbados” a los gallegos que se sintieron ofendidos por sus palabras, ya es el colmo del esperpento. Esta señora ha acabado con las posibilidades de su partido en Galicia.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s