Hora de volver a la calidad

Los valores son fundamentales en una sociedad. Si no hay valores, no hay sociedad que se sostenga. Mucho menos que progrese.

Pasar de curso no vale de nada si no es aprobando. Aprobar no vale de nada si el contenido no es el adecuado. Un título universitario no vale nada si no hay unos contenidos válidos detrás.

Es uno de los problemas fundamentales de nuestra sociedad. Uno de los pilares básicos de la actual crisis. De hecho, en mi opinión, el fundamental. En todos los aspectos de la sociedad actual vemos que carecemos de calidad.

Sin dar complicadas definiciones podemos asumir que la CALIDAD de un producto o servicio viene determinada por el conjunto de características de éste en la medida en que le confieren la aptitud de satisfacer las necesidades del consumidor o cliente.

En España, hoy, falta CALIDAD en las instituciones. Falta calidad en la educación. Falta calidad en las relaciones laborales. Falta calidad en los miembros del gobierno. Incluso falta calidad en los miembros de la oposición.

La calidad está directamente relacionada con eso que se llama una “burbuja”. Pague usted tanto que lo vale. ¿Y si no lo vale pero lo paga igual? Se genera la especulación en ese sentido peyorativo tantas veces usado y el género no vale lo que cuesta.

La calidad de los productos y servicios es la seña de identidad de las organizaciones de prestigio. La calidad de vida es la marca que identifica a las sociedades prósperas.

¿Es sólo mera coincidencia o denota el fallo de conducta de nuestra sociedad las noticias de estos días en los que el rey de la calidad y otros reyes del motor han inundado los mercados de fallos?

Es la hora de hacer regresar a la senda de la calidad.

En 1995 Javier Arenas se reunió con las fuerzas sociales y, aunque probablemente el resultado era manifiestamente mejorable, de lo que se acordó entonces se generó la estabilidad suficiente para entrar en la mayor etapa de prosperidad de la economía española desde la transición.

Hoy, Mariano Rajoy podría hacer otro tanto liderando un nuevo diálogo social y reuniéndose con las fuerzas del sector financiero. Pactando medidas. Liderando desde la oposición el cambio que España necesita, desencadenando el anticipo de elecciones y el cambio de gobierno para iniciar una nueva etapa de cambios y reformas en España. Una etapa que es de imperiosa necesidad.

Pero claro, para eso hay que abandonar la senda del low cost y recuperar el valor de la calidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s