España no es de nadie, salvo de la nieve

Ya la semana pasada cayeron unos copitos de nieve. Y ya la semana pasada quedaron cortadas carreteras y se suspendieron clases.

Pero lo del día de hoy a pasado de un problema meteorológico a una impertinente evidencia de la realidad que vivimos en España: España es un país tercermundista.

Ustedes dirán que poco se puede hacer ante las inclemencias del tiempo. Yo les diré que cambiar la nieve por sol es difícil, yo lo entiendo. Pero que lo que no es normal es que no haya medios suficientes que eviten el bochorno a estas alturas de paralizar durante horas un país: Pistas de un aeropuerto, carreteras, ciudades (la gran capital!!!!!) desbordadas por el hielo…

Me moría de la risa por la mañana cuando escuchaba en la radio que Pepiño había dicho que ya el tráfico funcionaba con normalidad. Yo estaba en medio de una caravana lenta y pesada (no sé ni cuántos camiones habría) porque el carril izquierdo estaba directamente inundado de nieve. Me reía porque hay que tomarse la vida con humor.

Finalmente, cuando he llegado a Madrid, entre la poca visibilidad, las placas de hielo y las zanjas he tenido la impresión de estar viviendo un episodio de humor amarillo versión siberiana. De verdad. Surrealista.

Y no les voy a contar más de mi jornada porque este no es un blog de cotilleo. Simplemente les dejo una reflexión: Siglo XXI, sociedad de la información y todo lo que ustedes quieran. Y luego cae una nevada y se paraliza el país.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s