Socialistas: Cristianos sí, pero sólo un poco…

Me entero leyendo Hazte Oír, que ciertos señores que se autodenominan “cristianos”, dicen que para ser cristiano sólo hace falta ajustarse un poquito a lo que el Vaticano dice… ¡Hace falta ser impresentables o tontos sin fondo!

¡Por supuesto que el Papa defiende la separación Iglesia-Estado. Sólo faltaba! De hecho, ya expresé mi opinión a este respecto en un post del año pasado “La Verdad Os Hará Libres“: La separación Iglesia-Estado es uno de los pilares del pensamiento liberal, y base fundamental de las democracias modernas.

Pero una cosa es que defienda la separación y otra que no opine sobre lo que deben hacer los católicos. ¡Sólo faltaba también!

Pongo católicos en negrita, porque estos señores dicen ser “cristianos”, y el Papa es el líder de la Iglesia Católica. Sobre el resto de las confesiones cristianas el Papa es tan referente como el que las profese quiere que sea.

Y, por cierto, tengo noticias para estos indocumentados sin fronteras: El Papa opina sobre estos temas con una claridad meridiana.

Lo que pasa es que estos señores no son cristianos: Son  cristianitos. Cristianos sí, pero sólo un poquito…

Y, para todos aquellos que hayan estado viviendo los últimos años en una isla desierta sin conexión a Internet ni acceso a la información de ninguna forma, he aquí un ejemplo de las cosas que ha dicho el Papa Benedicto XVI sobre el aborto, en el que se ve como efectivamente el Papa se queda callado y no opina nada, pero nada de nada, sobre temas políticos…

Extracto del Discurso del Santo Padre Benedicto XVI ante las autoridades de Austria y el Cuerpo Diplomático (Sep. 2007):

Aunque después de la caída del telón de acero, en 1989, algunas esperanzas excesivas quedaron defraudadas, y en algunos aspectos se pueden formular críticas justificadas contra algunas instituciones europeas, el proceso de unificación se puede considerar un logro de gran alcance, que ha traído un período de paz, desde hacía mucho tiempo desconocido, a este continente, antes desgarrado por continuos conflictos y fatales guerras fratricidas.

[…] En consecuencia, el aborto no puede ser un derecho humano; es exactamente lo opuesto. Es una “profunda herida social”, como destacaba continuamente nuestro difunto hermano el cardenal Franz König.

Al afirmar esto, no expreso solamente una preocupación de la Iglesia. Más bien, quiero actuar como abogado…

[…] hago un llamamiento a los líderes políticos para que no permitan que los hijos sean considerados una especie de enfermedad, y para que en vuestro ordenamiento jurídico no sea abolida, en la práctica, la calificación de injusticia atribuida al aborto.

Fuente: La Santa Sede.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s