Bermejo ni dimite ni es cesado.

Uno ya se barruntaba que en España la desfachatez es mucha, la vergüenza nula o casi, y las responsabilidades de los políticos inexistentes; pero lo del ministro cuota de justicia Bermejo, es algo que no tiene parangón en la historia reciente de España.

Este señor se ha ido de cacería con un magistrado de la Audiencia Nacional que está investigando al Partido Popular, el partido con mayor representación parlamentaria tras el del gobierno. Se ha ido y lo han cogido con el carrito de los helados. Que aún es peor que irse solamente.

Este señor ha mentido a todos los españoles sobre el precio de la cacería. Diciendo que había pagado de su bolsillo 1.000 euros por su hazaña, cuando la realidad es que en esa finca el precio no baja de los 4.000. Eso sin contar el descaste del domingo que es el que precisamente tiene el precio de 1.000 euros. Es decir, que en total se habría gastado 5.000 € por el fin de semana, y no 1.000. Bueno, hay otras opcines: Y es que a este señor le hayan hecho un precio tan especial por ser él quien es, lo cual realmente no mejoraría en nada la situación. Antes al contrario, la empeoraría de forma notable. O bien, que realmente no haya pagado de su bolsillo, tal como dijo, lo que justificaría claramente que no supiera el precio total desembolsado.

Y no conforme con esto, a este señor los jueces y magistrados de toda España le están montando hoy una huelga que, a poco seguimiento que tenga, es la primera de estas características que se ha producido en España en toda la democracia.

Bueno, pues si esperaban que a Zapatero le surgiese el menor atisbo de decencia institucional y cesase a este tipo, ya pueden esperar sentados, ya…. Sentados o hasta tumbados…

Así pues, con semejante panorama, ¿a alguien le sorprende que no haya dimitido el ministrete este? A mí no, desde luego. Y dudo que nadie lo esperase.

Si no hay más que ver el vídeo que ha colgado El Mundo cuando este señor se reafirma en su puesto en el Congreso de los Diputados. Toda la bancada socialista aplaudiendo enfervorecida… ¡No es para menos! Con estos méritos… Minutos, ¿qué digo minutos? siquiera horas de aplausos, o incluso días….

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s